Se produce tras un incremento de presión en el nervio cubital del codo y los síntomas más habituales son dolor, parestesias y/o calambres en los dedos anular y meñique. 

El diagnóstico se evalúa por los datos clínicos y los estudios de conducción nerviosa y electromiografía.

Cuando los síntomas son mínimos, pueden servir como tratamiento inicial el cambio de algunos hábitos, férulas de descanso y tratamiento antiinflamatorio. Cuando los síntomas son severos, suele ser necesaria la cirugía para descomprimir el nervio. 

Más información.


Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted