Según su causa, pronóstico y curso evolutivo, las lesiones de los nervios se pueden dividir en tres grupos: lesiones por compresión crónica, producida a nivel de estrechamientos en su recorrido al pasar por túneles o canales óseos; lesiones por sección, ruptura del nervio por elementos punzantes, heridas por arma de fuego o fragmentos óseos, y lesiones por tracción o estiramiento.

Cuando las fibras están rotas, pero la cubierta intacta, la recuperación nerviosa es total o parcialmente posible. Pero, si están rotas tanto las fibras como la cubierta, es imposible la recuperación nerviosa.

Más información.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted